BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

jueves, 14 de enero de 2010

Surrealismo Político ®


Tres son los motivos por los que, hasta este instante, no me había atrevido a escribir sobre asuntos políticos. El primero, y para mí el que tiene mayor valor, es que me considero poco conocedora de esta materia como para emitir opiniones públicas. El segundo es que, como Mafalda a la sopa, profeso poco agrado - o ninguno- por esas lides; y de esto último se desprende el tercer motivo: siento que la política acorta la inspiración lírica de mi pluma, interrumpe mi arte.

Pero en días recientes, el entorno político-económico de mi muy querido pedacito de planeta, llamado Venezuela – y, honestamente, una fuerte crítica que recibí de alguien que me lee- , me han dado la fuerza para olvidar los motivos por los que antes no escribí de él. Aristóteles escribió en su libro La Política, que “…el hombre es por naturaleza un animal político o social…”. Yo no escapo de esa realidad. Yo no vivo apartada de lo que sucede en el país que corre por mis venas.

Estas primeras semanas del año 2010 han estado plenas de algo que yo llamaría “Surrealismo Político”, porque hemos sido testigos de decisiones del gobierno, con sus respectivas acciones y reacciones, que parecieran no haber pasado por ese corrector racional que poseemos todos; ese que actúa como filtro de nuestra conducta y que esperaríamos –inocente yo- que en nuestros dirigentes políticos estuviera más desarrollado. “Surrealismo Político” porque no existe razonamiento lógico. Surrealismo Político ®, sin comillas y marca registrada por la cúpula del mandato nacional venezolano.

Esto no tiene que ver con haber estado de acuerdo o no con medidas como la imposición de nuevos horarios para los centros comerciales por las restricciones energéticas, o con los horarios –absurdos por demás- establecidos esta semana para el corte de la electricidad por períodos de cuatro horas en las famosas seis zonas de la capital . No me mal interprete el lector: estoy consciente de la necesidad de tomar medidas en relación al ahorro energético para evitar el colapso. Se relaciona más bien con la sensación de que se aplica la técnica del ensayo y error, cosa que me deja un “after taste” a que se burlan de mi en mis narices. Se llevan a cabo acciones, casi impulsivamente, y 24 horas después se reconoce que no son viables o tienen fallas o hasta se pide la renuncia de algún ministro. Señores políticos surrealistas: ¡ me agravan la gastritis !. La imagen es de improvisación absoluta.

Si a esto le añadimos, la incontinente verborrea de nuestro primer mandatario – Mi Lord Voldermort personal, porque no pienso ni nombrar- y la presión e incertidumbre que los venezolanos comunes sentimos ante el tema de la devaluación de la moneda y la inseguridad, la ya grave gastritis de algunos se nos convierte rápidamente en úlcera.

Por eso ruego que dejen el surrealismo a las artes, aquellas en las que la racionalidad, lógica o consistencia no son vitales.


Ágata G.
Ulcerada

3 comentarios:

larry dijo...

Al hablar de Venezuela, quizá ya tengamos que hablar de surrealismo, este es un país surrealista por antonomasia, aquí encuentras gente que un día es médico, otro músico, otro bombero, otro corredor de bolsa, otro boxeador, otro político, por cierto. Tienes mucha razón en tu escrito, cuando proclamas el surrealismo político venezolano, pero debo advertir que en política, el régimen que ahora nos depreda es el más surrealista jamás visto en todo el continente americano.
No solo por lo que aludes con mucho tino sobre el ensayo y error –que yo diría ensayo y horror- sino por la actitud en pleno siglo XXI de pretender imponer ese socialismo anquilosado, depauperando al país quizá en el anhelo de encontrar un desiderátum inalcanzable, definitivamente.
Pero quiero agradecer tu texto, de verdad tu sensatez, tu delicadeza escritural en el trato para con esta fauna surrealista –se me antoja la frase- deja en mi un alivio de aire de cumbres, de pensar que no estamos solos que hay gente sesuda que quiere ponerle el cascabel al gato.
Un texto muy hermoso, bien escrito, breve y con una claridad invalorable. Creo que seguiré frecuentando este blog cuya escritora con nombre de escritora de episodios policiales, se mete en la realidad y toca las fibras de sus herederos lectores.
Bien por ti,
Saludos!

Larry Salgado Leal

Kidon J. dijo...

Agata, tus comentarios son terriblemente acertados! Lamentablemente vivimos en un pais donde la improvisacion se ha transformado en politica institucional,y la planificacion en sinonimo de conspiracion para aquellos seguidores de un proceso que cada dia mas me recuerda a un "pasticho ideologico",Olavarria dixit. No te inhibas de seguir incursionando en temas porque pienses que no los manejas, ya que tienes una manera de expresarte que coloca un aroma exquisito en todo lo que haces.

Un abrazo

Agata G. dijo...

Larry: Acertadas palabras para completar mi idea! Para mi ha sido un honor recibir tal comentario de tu parte, y una motivación para seguir haciendo esto que tanto me gusta: escribir. Ciertamente la politica no es mi pasión, y muy pocas veces trataré ese tema; pero igualmente espero contar con tu apoyo. Muchas gracias.

Kidón J.: Realmente es un "pasticho ideológico" esto que vivimos. Gracias por nutrir mi idea con tu participación, y me da energia para continuar. Hermosas palabras. Un abrazo.